Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Riberas defiende gravar los vehículos chinos que incumplan las normas europeas de producción – corporate.es

POR REDACCIÓN

Riberas defiende gravar los vehículos chinos que incumplan las normas europeas de producción - corporate.es

El presidente de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), Francisco J. Riberas, ha defendido este martes la imposición de aranceles a los vehículos chinos que lleguen a Europa y que no se ajusten a las normativas europeas en materia medioambiental durante su producción.

En su intervención en el ‘Encuentro sobre la industria de automoción’ organizado este martes por Sernauto y la consultora Ernst & Young (EY), Riberas ha destacado que en China los estándares laborales en el sector son «iguales», a pesar de que «trabajen más horas», y también que en materia medioambiental y de emisiones de dióxido de carbono (CO2) «están empezando a tenerlo en cuenta».

«Mientras que eso no se produzca, tiene que haber una legislación e incluso unos aranceles en frontera que nos proteja de aquellos productos que vengan aquí y que realmente no estén haciéndose con las mismas normas. Y eso tiene que ser así. Si vamos un poco más rápidos (en materia medioambiental) y no gravamos eso en la frontera, estamos muertos», ha destacado Riberas.

También ha señalado que la industria china produce el 30% de los vehículos del mundo y que «van por delante» en el ámbito de los automóviles eléctricos dado que han conseguido hacer turismos con esta motorización «a un precio razonable».

Sin embargo, ha mostrado sus dudas acerca de que se pueda materializar una competencia real con el producto europeo debido a que tienen una gran demanda que cubrir en China y a los costes logísticos.

En esa línea, el presidente de Sernauto ha considerado que Europa, más allá de ser un «paladín» en materia medioambiental, debe reaccionar de forma «más rápida» a este tipo de cambios y ha puesto como ejemplo de protección industrial a Estados Unidos (EE.UU.).

Por otro lado, Riberas también ha sido preguntado acerca de la instalación en Marruecos de fábricas por parte de grandes grupos automovilísticos como Stellantis o Renault y ha valorado que la industria española de proveedores de automoción debe contemplar este escenario con «proactividad».

«No vamos a poder bloquear las cosas, realmente es una oportunidad y tenemos que ver de qué manera podemos posicionarnos y desde allí poder competir», ha opinado.

VALORACIÓN POSITIVA DEL PERTE VEC

Por otro lado, el presidente de Sernauto ha valorado de forma positiva el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC), en el cual se han asignado 792,8 millones de euros a 10 proyectos industriales en su primera convocatoria.

En ese sentido, Riberas ha valorado que se ha logrado «algo complicado» y que va a «ayudar» al sector, al tiempo que ha hecho hincapié en que se han puesto las bases para la instalación de la primera fábrica de baterías para vehículos eléctricos en España, en relación a la gigafactoría de Volskwagen en Sagunto (Valencia).

Asimismo, ha resaltado que vaya a haber una segunda convocatoria del Perte VEC (todavía quedan pendientes por repartir en torno a 2.182 millones de euros), aunque ha instado al Ejecutivo a que este nuevo proceso debe ser «más rápido» en su gestión.

PREVISIONES PARA 2023

En cuanto a las previsiones para el sector de la automoción para el año que viene, el presidente de Sernauto ha señalado que se espera un entorno económico «complicado», con una posible recesión en España.

Sin embargo, se ha mostrado optimista al recordar que en los últimos tres años el sector se ha visto impactado por diversas crisis, como la del Covid, la del precio de la energía, la inflación en las materias primas o la carencia de microchips. «Si hemos sido capaces de pasar estos tres años, malo será que no seamos capaces de pasar el siguiente», ha defendido Riberas.

No obstante, también ha señalado que cada vez que se produce un momento de recesión uno de los primeros que se ve afectado es el sector de la automoción. Sin embargo, ha argumentado que a pesar de que las perspectivas macroeconómicas son peores existe una «demanda retenida» de vehículos que puede ayudar al sector a capear la situación en este contexto.

Por otro lado, uno de los aspectos con los que tendrá que lidiar el sector de la automoción en 2023 tendrá que ver con la «discusión» sobre las subidas de los costes laborales.

En cuanto a los semiconductores, el presidente de Sernauto ha afirmado que el problema «no se va a arreglar de un día para otro», si bien ha estimado que sí que habrá suficientes para producir en torno a 84 millones de coches en 2023, frente a los 82 millones de este año.

En esa línea, también ha destacado las medidas europeas orientadas hacia la autonomía estratégica en materia de producción de este tipo de componentes.

Acerca del precio de las materias primas, Riberas también ha señalado que se prevé que baje en el marco de un contexto global con una actividad económica «inferior», como ya ha pasado con el acero o el aluminio.

Sin embargo, ha advertido que la industria de la automoción debe ser «flexible» en sus estrategias dado que los tres últimos años han demostrado que «dentro de dos meses puede pasar cualquier cosa».

PROHIBICIÓN DE LOS MOTORES DE COMBUSTIÓN EN LA UE

Preguntado acerca de la decisión de la Unión Europea de prohibir la comercialización de vehículos de combustión interna a partir de 2035, Riberas ha señalado que la industria española está preparada para esta transición, si bien requiere de grandes inversiones de capital.

En ese contexto, Riberas también ha incidido en que si bien ya se han «puesto los deberes» a la industria, lo que toca ahora es que a nivel político se actúe para eliminar el parque de vehículos de combustión interna en España, con automóviles envejecidos y que «emiten mucho más». «Que hoy en día esté aumentando la antigüedad de los vehículos en el parque me parece una barbaridad», ha subrayado.

Por otro lado, ha resaltado que las fortalezas de la industria española de proveedores radica en su experiencia, en la confianza de sus clientes y en su elevada reputación a nivel global.

«Es un sector que ha sido capaz de seguir invirtiendo (en I+D), no estamos desfasados. Viene una etapa de seguir invirtiendo más y estamos un poco con la lengua fuera y tenemos que ver cómo financiarlo», ha añadido Riberas.

Lo más leído