Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Razones por las que optar por el jamón loncheado de la firma Enrique Tomás

POR REDACCIÓN

Con más de 40 años de experiencia en la comercialización de jamón, Enrique Tomás ofrece una amplia gama de formatos de consumo diseñados para satisfacer todas las necesidades y preferencias de sus clientes. Entre ellos, destaca la opción de adquirir paquetes de jamón loncheado a mano en el momento de la compra, disponible en cualquiera de las más de 100 tiendas de Enrique Tomás, tanto a nivel nacional como internacional.

En muchas ocasiones, adquirir una pieza completa de jamón no resulta factible debido a limitaciones de espacio, costes económicos o el tiempo requerido para su consumo antes de que comience a perder su sabor y textura original. Por este motivo, la alternativa que ofrece la compañía es comprarlo ya loncheado por sus cortadores expertos. 

Disfrutar del sabor único del jamón ibérico con el loncheado al vacío

El jamón, en particular el ibérico, es conocido por sus sutiles matices de sabor y textura, que lo han convertido en un emblema de la gastronomía española. Sin embargo, estos matices suelen mantenerse frescos durante aproximadamente una semana en condiciones normales. Por este motivo, el loncheado al vacío es todo un hito significativo para la correcta distribución y conservación del jamón, garantizando que se pueda disfrutar de su sabor y calidad durante mucho más tiempo.

La principal ventaja de esta técnica radica en su capacidad para extender la vida útil del producto, siempre y cuando se mantenga envasado al vacío. Esto ofrece a toda la industria un período de tiempo gestionable para almacenar y comercializar, garantizando que los sabores y texturas se mantengan intactos para el deleite de los paladares más exigentes. Asimismo, constituye una forma asequible de llevar los exquisitos sabores del jamón a todos los rincones del mundo.

Conservar y saborear el jamón ibérico Enrique Tomás como un auténtico experto

Cuando se trata de preservar la frescura de un jamón ibérico, la clave reside en mantener los paquetes en un frigorífico, asegurándose de que la temperatura se mantenga entre 3 y 8 °C. De esta manera, se garantiza que el jamón conserve su textura, sabor y calidad, permitiendo disfrutar de una experiencia culinaria inigualable en cada bocado.

Asimismo, cuando llega el momento de abrir este paquete y saborear el exquisito jamón, desde Enrique Tomás se aconseja un proceso sencillo pero importante. Primero, será necesario retirar el jamón de su envase al vacío y emplatarlo para que repose durante aproximadamente 30 minutos. Este breve período de reposo permitirá que las lonchas se separen con facilidad, mejorando así la experiencia culinaria. 

Lo más leído