Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

¿Qué ocurre cuando no se brinda atención psicológica a una persona en riesgo de suicidio, según Calma Al Mar?

POR REDACCIÓN

Actualmente, en España se suicidan 8,4 personas de cada 100.000 habitantes. Esta tasa es ligeramente inferior a la media mundial (9,1). Esto significa que se producen 11 suicidios al día en el país. Los hombres españoles tienen una tasa de casos de 12,8 cada 100.000 mientras que la de las mujeres se sitúa en el 4,2. 

Según comentan los profesionales del centro de psicología Calma Al Mar, ubicado en Valencia, existen distintos factores de riesgo y conductas que pueden alertar sobre este tipo de situaciones. En estas circunstancias, estos psicólogos de Valencia los especialistas de este establecimiento ofrecen apoyo psicológico al paciente con el objetivo de prevenir casos de suicidio.

Según Fernando Pena, director del centro de Psicología Calma Al Mar y presidente de la Asociación Española de Psicología Sanitaria, «la atención sanitaria pública todavía no está dando una respuesta suficiente a estas personas con ideación suicida o intentos de suicidio. La atención médica mediante fármacos no resulta suficiente para prevenir un intento de suicidio, ni intentos de suicidio futuros a una persona que ya lo ha intentado. La atención psicológica en Salud Pública ofrece citas distanciadas tanto en el tiempo que pierden su utilidad terapéutica», declara.

Un porcentaje elevado de personas con ideación suicida acaban quitándose la vida, por lo que es de total prioridad a nivel político y social el prestar una total prioridad a este tema.

¿Cuáles son las señales de alarma de suicidio?

Las personas con ideación suicida se caracterizan por la presencia persistente de deseos de muerte y pensamientos asociados a ello. Algunas veces estas señales pueden ser indetectables, aunque en la mayor parte de las ocasiones las personas ofrecen muestras de su ideación suicida. El problema es que estas personas no siempre tienen al lado a personas que escuchen sus sentimientos, ni recursos en salud pública que atiendan al riesgo de suicidio.

Los psicólogos de Calma Al Mar comentan que existen algunas señales de alarma que producen una advertencia sobre lo que están atravesando estas personas. Estos signos pueden ser verbales o no verbales. Por ejemplo, hay personas que expresan directamente sus pensamientos de deseo de muerte o de querer hacerse daño con frases como «estaríais mejor sin mí», «solo molesto», «no hay salida» o «necesito terminar con este sufrimiento»: En otros casos, se sostiene una visión negativa del futuro o se exteriorizan sentimientos internos de culpa u odio hacia uno mismo. Estas ideas se pueden sintetizar en frases como “esto va a seguir siempre así”, “lo hago todo mal” o “quiero desaparecer y no volver nunca más”, entre otras alternativas.

Algunas de las señales no verbales más comunes son los intentos previos de suicidio, el comportamiento muy decaído, la dificultad para pensar o para dar solución a problemas menores de la vida cotidiana. Estas personas también pueden presentar un consumo de alcohol u otras drogas de forma repentina y elevada.

Fernando Pena comenta que muchas personas con ideación suicida no muestran apenas ninguna señal y es difícilmente detectarlo, a no ser que estén acudiendo en ese momento a terapia con un profesional de la psicología.

Factores de riesgo de suicidio: ¿cuáles son?

Según informan los especialistas de Calma Al Mar los factores de mayor riesgo son la soledad, la falta de esperanza, problemas graves con la pareja, una situación laboral desfavorable o trabajos de alto estrés y exigencias son considerados como factores de riesgo de suicidio.

En cuanto a los cuadros psiquiátricos que pueden llevar a esta situación es posible mencionar a la esquizofrenia, trastornos del estado de ánimo, trastornos de la alimentación, TOC, trastorno límite de la personalidad y abusos de alcohol u otras sustancias, entre otros.

Si estos factores de riesgo se combinan con algunas de las señales de alarma anteriormente mencionadas, es conveniente realizar una consulta con profesionales como los que trabajan en Calma Al Mar. El objetivo de este apoyo psicológico al paciente es prevenir este tipo de conductas y conseguir una mayor calidad de vida.

Iniciativas para fomentar la formación de profesionales contra el suicidio

Desde la Asociación Española de Psicología Sanitaria AEPSIS se ha desarrollado un programa online muy completo que forma a profesionales para saber prevenir, detectar e intervenir en situaciones suicidas. Este curso online está dirigido tanto a profesionales sanitarios, miembros de cuerpos y fuerzas de seguridad, como también a profesores, padres y educadores. El curso, disponible desde la web de AEPSIS, ofrece no solo un temario completo para saber cómo realizar la intervención, sino que también cuenta con la colaboración de diferentes expertos que hablan de su experiencia en la intervención real con personas en situación de intento suicida, así como de múltiples testimonios de personas que han intentado quitarse la vida.

Además, esta asociación española está realizando encuentros internacionales con la Fundación Servicio a la Familia de Chile para crear proyectos formativos comunes que puedan repercutir en disminuir el número de suicidios consumados que se presentan cada año en ambos países. Este proyecto colaborativo internacional verá la luz en los próximos meses y supondrá uno de los primeros puentes colaborativos internacionales en materia de prevención del suicidio.

Lo más leído