Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Obtener el permiso de conducir moto con Autoescuela Cervantes

POR REDACCIÓN

A la hora de obtener libertad y autonomía para el traslado tanto dentro de las grandes ciudades como en rutas y caminos, la mejor opción es contar con un permiso de conducir que permita a la persona trasladarse de acuerdo a sus preferencias.

Por este motivo, existen una gran cantidad de centros formativos especializados en ofrecer a sus alumnos las habilidades necesarias para obtener su permiso de conducir motocicletas, como Autoescuela Cervantes, una institución con identidad familiar en las localidades de Lorca y Águilas con grandes ventajas, y es que la pista donde se realizan las prácticas es la misma en la que se hace el examen, pudiendo practicar esa misma mañana antes del examen.

Una autoescuela comprometida con el progreso de sus alumnos

Autoescuela Cervantes, situada en Lorca y Águilas, cuenta con más de 40 años de experiencia en el sector, formando conductores. Esta empresa familiar ofrece tanto clases teóricas como prácticas, gracias a su equipo profesional, que cuenta con las cualificaciones necesarias para resolver las dudas de sus alumnos.

Cuentan con instalaciones propias, con pista y flota de vehículos nueva, con motocicletas ligeras, manejables y perfectas para aprender a conducir a disposición de sus alumnos. La alta calidad de sus formaciones permite a sus alumnos formarse para tramitar su carnet de conducir barato a su propio ritmo y de acuerdo a sus habilidades.

La necesidad de contar con un permiso de conducir moto

Para poder conducir cualquier tipo de motocicleta, es necesario obtener un permiso de conducir, cuyas categorías se dividen en cuatro: el PERMISO AM, el A1, el A2 y A.

El permiso A se obtiene después de tener una antigüedad de 2 años del permiso A2 y realizar un curso presencial de teoría y práctica sin examen. 

Con el objetivo de obtener el permiso de conducir motocicletas, es necesario, además de la formación, contar con un certificado psicotécnico, y aprobar tanto un examen teórico como examen de pista y examen práctico en vías abiertas al tráfico.

Para poder aprobar las diferentes instancias evaluativas, es necesario que, por una parte, el alumno conozca la normativa que versa sobre las leyes de tráfico y seguridad vial requeridas y, por otra parte, esté al tanto del funcionamiento del vehículo y de los aspectos técnicos necesarios para conducirlo.

Mientras que el examen teórico tiene el objetivo de corroborar que el alumno cuenta con los conocimientos necesarios para poder encontrarse al volante de un vehículo, el examen práctico busca evaluar la destreza y habilidades del mismo a la hora de conducir, además de su capacidad para poner en práctica los conocimientos adquiridos en la parte teórica.

Debido a su amplia trayectoria en el sector, Autoescuela Cervantes destaca a la hora de otorgar a sus alumnos la formación necesaria para obtener el permiso de conducir motocicleta a la primera.

Lo más leído