Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Las ventajas de las almohadas de viaje para evitar malas posturas y dolores cervicales, por Dormitienda

POR REDACCIÓN

La almohada de viaje se ha convertido en una opción imprescindible para quienes viajan con frecuencia y desean mantener una postura cómoda y saludable durante sus trayectos.

Entre las diversas opciones disponibles en el mercado, destaca la almohada de viaje y fibra natural de Dormitienda, la cual mejora la experiencia de traslado de forma económica y sencilla. 

Fabricada con materiales sostenibles, la almohada de viaje de espuma viscoelástica de Dormitienda ofrece una serie de ventajas que aseguran un descanso óptimo y evitan posibles molestias físicas durante los desplazamientos. 

Los beneficios de una almohada de viajes 

Ya sea para trayectos medios o largos, en avión, coche, tren o autobús, una almohada de viaje aporta gran comodidad. Gracias a que proporciona un apoyo adecuado para el cuello y la cabeza, la almohada de viaje garantiza no solo mayor confort, sino que previene el dolor y la fatiga que, a menudo, se experimentan en este tipo de desplazamientos.

En este sentido, es importante resaltar que una almohada de viaje también sirve para mantener una postura adecuada, tanto durante un viaje, así como cuando se está sentado en el sofá de casa. Evitar malas posturas es clave para prevenir lesiones, microdespertares y problemas cervicales. 

Cabe destacar que existen una amplia gama de estilos de almohadas de viaje, desde las inflables, con forma de U o herradura, hasta las de espuma viscoelástica, que se adaptan a distintos gustos y necesidades. 

Un buen reposo durante viajes largos es esencial, especialmente, en vuelos prolongados o viajes con cambios de zona horaria. Por eso, una almohada de viaje permite mantener una experiencia de descanso mejorada, lo cual ayudará al viajero a sentirse más enérgico al llegar al destino final. 

Descansar durante los viajes con Dormitienda 

A los beneficios característicos de las almohadas de viajes, se le suman las ventajas adicionales de las que ofrece Dormitienda. Su diseño compacto y ligero las convierte en el complemento ideal para llevar en el equipaje de mano, dado que son muy portátiles e incluso pueden enrollarse o comprimirse, ocupando un espacio mínimo, sin deformarse. 

La particularidad de la almohada de viaje de espuma viscoelástica es que ayuda a mantener la cabeza ligeramente inclinada y dentro de la propia almohada de viaje, mejorando la postura y garantizando comodidad. Además, la almohada de viaje de Dormitienda está compuesta de tejidos extra suaves de espuma viscoelástica, que son antialérgicos y transpirables, lo que mejora la acogida en cada viaje y facilita su limpieza. 

Las almohadas de viaje son una excelente inversión para aquellos viajeros que buscan comodidad, soporte y descanso durante sus desplazamientos. En el caso de la almohada de viaje y fibra natural de Dormitienda, esta ofrece todas las ventajas a un precio económico, permitiendo que cada viaje sea más placentero y seguro, evitando malas posturas y problemas cervicales. 

Lo más leído