Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Las garantías para motos de segunda mano son clave para atraer a los compradores, por Garantías Entre Particulares

POR REDACCIÓN

Actualmente, el mercado de motos de segunda mano cuenta con un importante volumen de operaciones que se realizan entre particulares. Esto se debe a que el precio de un vehículo que ofrece un particular suele ser menor al que cobran las empresas que se dedican a la compraventa. De hecho, al buscar con cierta dedicación un comprador puede encontrar ofertas significativas, sobre todo cuando el propietario tiene prisa por concretar la venta.

Estas operaciones cuentan con una garantía obligatoria que está determinada por ley. Como mínimo, debe ser de 6 meses y se activa frente a averías cuyo origen es previo a la venta. Para obtener estas pólizas es posible recurrir a los servicios de la empresa digital Garantías Entre Particulares. La plataforma web de esta firma permite adquirir garantías rápidamente y dispone de una calculadora online para obtener cotizaciones gratuitamente.

Garantías para motos de segunda mano con Garantías Entre Particulares

Esta empresa ofrece garantías mecánicas para uso exclusivo de particulares desde 2008. Para operaciones de compraventa de motos, cuenta con dos productos. La garantía GP GrandPrix está disponible para scooters y motos con más de 45 cv. Mientras, la garantía GP Prix es la que corresponde a vehículos de menor cilindrada. Ambas pólizas pueden usarse para vender motos de hasta 15 años de antigüedad con un máximo de 100.000 kilómetros de recorrido.

A pesar de que la ley indica que la garantía obligatoria para la venta entre particulares es de 6 meses, estos productos se pueden extender hasta los 12 meses. De este modo, es posible dotar de mayor fiabilidad a una moto de ocasión, haciéndola más atractiva para los potenciales compradores.

¿Qué cobertura ofrecen las pólizas de Garantías Entre Particulares?

Cada uno de estos contratos cuenta con un apartado específico en el que se detallan las piezas y elementos que forman parte de la cobertura. Esto incluye los principales componentes del motor, la transmisión, la caja de cambios, el sistema de alimentación, el sistema de refrigeración, las piezas electrónicas y los frenos. 

A su vez, la cobertura tiene un límite máximo por avería. Por ejemplo, en el caso de una moto de entre 46 y 77 cv se cubren hasta 1.000 € por problemas con el motor. Esta cifra asciende a 1.500 € cuando el vehículo supera los 100 cv.

Por último, la indemnización máxima por avería en el caso de la garantía GP Prix es de entre 200 € y 800 €. En cambio, en la póliza GP GrandPrix este límite es de entre 350 € y 1.500 €.

Con las garantías para motos de segunda mano que ofrece Garantías Entre Particulares es posible dotar de mayor confiabilidad a una operación de compraventa. De esta manera, una moto de ocasión puede resultar más atractiva.

Lo más leído