Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

La salud física como eje central para la nueva longevidad

POR REDACCIÓN

Durante el envejecimiento, suelen surgir limitaciones físicas que hacen a las personas cada vez más dependientes, lo que disminuye su calidad de vida. Una de las mejores formas de contrarrestar estos efectos es el acondicionamiento físico, el cual, adaptado a las capacidades de estas personas, permite retrasar el deterioro del organismo.

Un adecuado programa de ejercicios físicos para personas mayores, adaptado a sus capacidades y enfocado en su acondicionamiento físico, ofrece varias ventajas para su salud y bienestar general. Así lo destacan los expertos de Brunimarsa, una empresa especializada en el cuidado de personas mayores a domicilio.

Los beneficios del entrenamiento físico para la salud de las personas mayores

Practicar deporte o acondicionamiento físico representa una gran ayuda para las personas mayores, ya que les permite preservar su movilidad durante mucho más tiempo. Asimismo, aquellos que practican estas actividades son más ágiles y coordinados. Esto les proporciona mejor capacidad de reacción para evitar caídas o tropezones, los cuales pueden acarrear graves daños físicos a su edad. Además, el ejercicio les puede ayudar a controlar sus niveles de azúcar en la sangre, mejorar su presión arterial y fortalecer su capacidad respiratoria.

Otro de los problemas para muchas personas mayores, al llegar a la tercera edad, es el riesgo de caer en el sedentarismo y la inactividad, lo que favorece el aumento de peso y puede provocar severos niveles de obesidad.

En algunos casos, esto también deteriora su estado anímico, lo que puede incluso derivar en depresión. Mediante un adecuado programa de ejercicios físicos, se puede combatir el sobrepeso y reducir los niveles de grasa corporal. Esto les ayuda a llevar un peso saludable, al mismo tiempo que mejora su estado de ánimo y restablece su sensación de vitalidad.

La importancia de adaptar el entrenamiento físico a las necesidades de las personas mayores

Si bien el acondicionamiento físico representa grandes beneficios a la población mayor, muchas de estas personas tienen capacidades físicas limitadas en algún nivel. Por ello, se necesita diseñar programas adecuados ad hoc para estas capacidades, con el fin de prevenir posibles lesiones y maximizar los beneficios. Entre las opciones más recomendadas para ello están las actividades recreativas al aire libre, como caminatas, paseos en bicicleta o deportes de intensidad moderada. Asimismo, se pueden utilizar diversos tipos de ejercicios como aeróbic, yoga y bailes de salón, entre otros ejemplos.

Para adecuar todas estas actividades a la población sénior, lo más recomendable es acudir con cuidadores profesionales, como los de Brunimarsa. Esta empresa se especializa en el cuidado y atención para personas mayores o dependientes, por medio de preparadores físicos que se desplazan hasta la vivienda del usuario. Su trabajo se caracteriza por su enfoque integral en el cuidado de los mayores y su bienestar, lo cual incluye, junto con el entrenamiento físico, controles de salud, alimentación y un acompañamiento total para cada paciente, a fin de que pueda desenvolverse con soltura y preservar al máximo posible su calidad de vida.

Lo más leído