Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Ejercicios de feminización de la voz con Femivoz

POR REDACCIÓN

En los últimos años, se observa un crecimiento de la demanda en cuanto a entrenamientos relacionados con la feminización de la voz, principalmente, en mujeres transgénero y personas transidentitarias que desean desarrollar todo su potencial vocal y expresivo en acorde con su identidad femenina.

La revolución identitaria permite así que se pierdan los estereotipos ligados a lo femenino y a lo masculino, abriéndose las puertas a un abanico expresivo mucho más libre. En tal sentido, Femivoz aporta un método basado en un entrenamiento vocal creado por la logopeda y vocóloga Mariela Astudillo Ramírez quien, mediante ejercicios de feminización de la voz ayuda a todo tipo de perfiles a encontrar una armonía vocal, emocional e identitaria a nivel vocal, comunicacional y expresivo.

Un método para encontrar un equilibrio vocal, expresivo y emocional

Hace 18 años, la logopeda y vocóloga Mariela Astudillo creó el método Astudillo con el fin de ayudar a todo tipo de perfiles a potencializar la feminidad a nivel hablado, expresivo y comunicacional. Asimismo, este método permite igualmente desarrollar la voz emocional e identitaria, ligada directamente a la personalidad de lo.a.x.s aprendices. Hoy en día, la logopeda y vocóloga no trabaja únicamente con personas transgénero, sino con todo tipo de personas transidentitarias, así como con personas cisgénero, personas transformistas, personas de género fluido, personas bigéneras, y cualquier otro tipo de perfil que desee desarrollar todo su potencial vocal, expresivo y emocional, de manera sana y equilibrada pero sobre todo en acorde con su identidad y su personalidad.

¿En qué consisten los ejercicios de feminización de la voz?

El Método Astudillo de la prestigiosa logopeda y vocóloga Mariela Astudillo Ramírez propone un procedimiento sin intervenciones quirúrgicas, eficaz y duradero, cuyo objetivo principal es salvaguardar y preservar la salud de las cuerdas vocales en pro de desarrollar el potencial natural de cada persona a nivel expresivo, no solo en cuanto a la identidad, sino sobre todo, en cuanto a la personalidad.

Los ejercicios de feminización de la voz propuestos consisten en desarrollar una gimnasia laríngea, especialmente ligada a la melodía, así como desarrollar la musculatura facial en pro de avanzar hacia una voz más emocional y representativa en cuanto a identidad y personalidad. En regla general, los ejercicios son de orden vocal, resonancial, articulatorio, melódico y expresivo. Los ejercicios son sencillos y repetitivos. Asimismo, lo.a.x.s aprendices deberán realizar ejercicios a domicilio fuera de las sesiones con el fin de automatizar el nuevo gesto vocal. La repetición del trabajo cotidiano es la clave de todo. Los ejercicios que consisten en ayudar a feminizar la voz de una persona deben centrarse, esencialmente, en el desarrollo muscular de movimientos ligados a la expresividad femenina.

La propuesta ejecutada mediante la plataforma online Femivoz está dirigida a personas transgénero, cisgénero, bigénero, no binarias, transformistas, de género fluido, etc. La metodología consiste en 10 sesiones virtuales vía Skype u otras plataformas que, independientemente de la identidad y el género, giran en torno a los cinco pilares básicos de la feminización de la voz: melodía, articulación, volumen, ritmo y expresividad.

El método de la profesional busca preservar la salud de las cuerdas vocales y del gesto vocal, a nivel muscular, funcional y orgánico, para conseguir una voz femenina más natural.

Cómo es el entrenamiento de feminización de la voz

El entrenamiento de feminización de la voz a través del Método Astudillo está centrado en ejercicios que privilegian el entrenamiento de la musculatura laríngea y facial, al igual que la prosodia, el ritmo, el volumen y la melodía. En Femivoz también se hace eje en el apoyo y el asesoramiento, tanto emocional como psicológico.

En este contexto, el entrenamiento online consta de una primera cita gratuita en la que se explica el procedimiento y tres fases – exageración, personalización y automatización – donde hay un desarrollo de múltiples ejercicios de feminización de la voz para ejecutar desde la comodidad del hogar y que involucran a la articulación, las mímicas faciales, la resonancia y la proyección vocal o volumen en función de los entornos.

Del mismo modo, el Método Astudillo trabaja la voz identitaria, sobre aspectos de la resonancia cuando la voz es nasal y en la «nativización» de los acentos en personas de origen español, inglés, italiano, árabe, ruso y francés.

La metodología de Femivoz permite exaltar de manera natural la verdadera identidad de la voz, en pocos meses, y respetando la salud vocal.

Lo más leído

,