Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Cómo el aislamiento térmico puede ahorrar en las facturas de energía, por Aislamientos Cabila

POR REDACCIÓN

El aislamiento térmico puede ser determinante para ahorrar en las facturas de energía. En términos generales, un equipamiento óptimo es capaz de reducir el pago en este servicio entre un 30 % y un 50 %. Todo depende de factores como el tipo de construcción, los materiales utilizados, el clima y la eficiencia de los equipos de calefacción o refrigeración.

Según la firma Aislamientos Cabila, este es un aspecto esencial para ofrecer un ambiente confortable a las personas. Además, esta empresa de aislamientos dice que constituye un importante factor que revaloriza el precio de cualquier propiedad en el mercado inmobiliario.

El aislamiento térmico y el ahorro de energía

El aislamiento térmico es el conjunto de materiales y técnicas de construcción que se utilizan para separar el calor o el frío externo del interior. Lo mismo aplica para el aislamiento acústico, solo que en este caso se refiere a la contaminación sonora externa. La instalación de esos sistemas corre por cuenta de una empresa de aislamientos.

Explican que la relación entre el aislamiento térmico y el ahorro energético es muy sencilla. Al aislar correctamente los ambientes interiores de una construcción se controla eficientemente la pérdida de calor y el efecto llamado ‘paredes frías’ durante el invierno. En temporadas calurosas como la actual, esos sistemas impiden la entrada de calor externo hacia el interior.

Gracias a ello, se consigue una temperatura constante interna que requerirá un mínimo desempeño por parte de los equipos de calefacción o refrigeración.

Con menor esfuerzo estos dispositivos utilizarán menos energía para calentar o enfriar los ambientes interiores, lo que se traducirá en un gasto reducido de energía. Una vivienda con estas características puede disminuir hasta en 400 euros al año su factura de luz.

Todo depende de un buen estudio previo

Aislamientos Cabila dice que para lograr un buen sistema de aislamiento térmico todo empieza con un minucioso estudio previo al desarrollo del proyecto. El fundamento de esta afirmación se basa en el hecho de que cada construcción tiene sus propias particularidades, fugas o entradas de temperatura.

Por esa razón, ellos emplean un sistema de detección avanzado que se basa en la termografía infrarroja.

Este análisis le permite a la compañía identificar las insuficiencias de aislamiento, descubrir puentes térmicos, humedades, anomalías estructurales y el estado de techos o revestimientos. Los expertos de esta empresa de aislamientos también hacen una estimación de los coeficientes de transmisión térmica de las superficies de la construcción. Asimismo, evalúan la eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración.

Con esta información, deciden el uso de los distintos materiales y técnicas para conseguir un eficiente aislamiento térmico. Esto incluye la utilización de espuma de poliuretano, el insuflado de cámaras, colocación de corcho proyectado, aplicación del sistema Sate y acabados en pladur. Todos y cada uno ayudan a conseguir el aislamiento térmico necesario para ahorrar en la factura de electricidad.

Lo más leído