Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

¿Cómo acabar con la soledad no deseada en personas mayores?

POR REDACCIÓN

Son muchos los adultos mayores que se sienten solos por diferentes motivos, como por ejemplo, cambios en la estructura familiar. La edad también contribuye al aislamiento social como consecuencia de la disminución de la movilidad, o problemas de salud persistentes que pueden dificultar salir de casa.

Los científicos creen que la soledad tiene un efecto fisiológico similar al estrés crónico. La soledad aumenta la producción de hormonas como el cortisol, que desencadenan inflamación y deterioran el sistema inmunitario. También puede estar relacionada con el desarrollo de biomarcadores en el cerebro que se han asociado con la enfermedad de Alzheimer temprano.

Tener una buena comprensión del problema para poder intervenir y evitar esa soledad no deseada es importante, porque, aunque los familiares deseen contribuir con atenciones y con visitas, la mayoría de las veces les es imposible cubrir el espacio vacío que sienten las personas cuando se hacen mayores y descubren sus limitaciones.

Una de las mejores soluciones, y que más tranquilidad aporta a familiares es recurrir a la compañía de cuidadores a domicilio, ya se sea durante unas horas diarias, o durante los fines de semana. Empresas como Brunimarsa, empresa especializada en la asistencia domiciliaria con sede física en Madrid, ofrece soluciones de atención en el hogar adaptándose a las necesidades y requerimientos de cada individuo y ayudándoles a combatir la soledad.

El envejecimiento se presenta como un serio desafío para una sociedad que necesita cambios en su modelo de atención y una mayor sensibilidad y compromiso moral para garantizar la calidad de la atención a las personas mayores. Los cambios conducen a una mayor asistencia domiciliaria en los hogares, dado que la mayoría de las personas quieren permanecer en ellos.

Y ese es el objetivo principal de centros especializados en el cuidado de las personas mayores y/o dependientes que desean seguir viviendo en la comodidad de su casa, pero acompañados, como es el caso de empresas como Brunimarsa.

Durante el acompañamiento se inician conversaciones, se juega a juegos de cartas, se estimulan los ejercicios cognitivos que promueven el bienestar mental, ejercicios para mantener la vitalidad y la independencia.

También se fomentan los paseos y el ejercicio físico. Como resultado, los adultos mayores experimentan una mejora en el estado de ánimo y una reducción de los sentimientos de soledad y aislamiento.

“Nuestros expertos en cuidado a las personas mayores no solo se encargan de aportar compañía, sino que construyen fuertes lazos sociales con las personas mayores a las que acompañan”, comenta el equipo directivo de esta empresa. El resultado es que los adultos esperan con ansias las visitas de sus acompañantes, sus días se hacen más cortos, descansan mejor, y las familias respiran tranquilidad y reducen su nivel de estrés.

Además de la atención básica, los cuidadores se preocupan por ofrecer entretenimiento, -ya sea jugando o simplemente charlando-, acompañamiento a citas, paseos ocasionales o visitas médicas. “En realidad, se convierten en compañeros queridos que los mayores esperan con alegría cada día”, nos trasladan.

Vivir la vejez de forma digna es posible gracias a servicios de atención a personas mayores como el de Brunimarsa.

Lo más leído