Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Claves para conocer los indicadores de calidad de enfermería

POR REDACCIÓN

Los indicadores de calidad son mecanismos que se utilizan en las organizaciones para medir qué tan buenos son los productos o servicios que ofrecen. En algunos campos, como la enfermería, se han utilizado indicadores cuantitativos que, a pesar de ofrecer una percepción amplia, no permiten conocer el panorama completo a evaluar.

Es por ello que, hoy en día, se emplean otras herramientas que ayudan a evaluar datos cualitativos, con el objetivo de conocer la calidad integral en el campo evaluado. Para medir estos indicadores de enfermería de forma fácil, es necesario el uso de herramientas como la plataforma tecnológica ISOTools.

Aspectos clave para seleccionar indicadores de enfermería

Los indicadores de calidad de enfermería tienen por fin la mejora en la prestación del servicio del personal de enfermería a las personas que se encuentran bajo su cargo. Para poder establecer indicadores que demuestren la realidad de los servicios, es necesario que estos cumplan con una serie de condiciones, siendo la principal el que se puedan medir.

Partiendo de este punto, todos los indicadores deben ser relevantes tanto para el análisis como para las mejoras que se propongan. En segundo lugar, está la validez del indicador, entendida como la capacidad de determinar de forma exacta lo que se quiere medir, sin lugar a generalidades ni ambigüedades. En tercer lugar, deben ser sensibles, es decir, que puedan mostrar los casos en los que se puede mejorar y, por último, específicos, para plasmar los cambios que se pueden desarrollar en una situación. Además, para elegir los indicadores es necesario considerar 3 criterios: el grado de incidencia, la relevancia o gravedad y la evaluación de costes.

¿Cuáles son los principales indicadores de calidad en enfermería?

Entre todos los indicadores de enfermería, destacan cuatro. El primero es el trato digno que debe recibir cada uno de los pacientes de un centro de salud, considerando que, tanto a nivel físico como mental y/o emocional, estos ingresan al lugar en situación vulnerable. En el trato digno, se incluyen aspectos como una atención respetuosa, mostrar interés en su bienestar, tener empatía y, si es posible, que el paciente pueda elegir al médico de su preferencia.

El segundo indicador es la información veraz. Esta se refiere a la capacidad del profesional de comunicar de manera efectiva la información sobre el estado de salud del paciente y su evolución. El tercer indicador es la comunicación y coordinación eficaz entre los enfermeros del mismo turno.

Por último, está la prevención de caídas de los pacientes, que son muy comunes en los hospitales. La medición de estos indicadores puede resultar compleja. Sin embargo, gracias a ISOTools, se pueden aplicar, medir y controlar estos indicadores fácilmente, y la herramienta se puede adaptar a las condiciones y necesidades de cada organización de salud. De esta manera, es posible evaluar con precisión y determinar con claridad soluciones específicas a problemas de calidad en el área de enfermería

Lo más leído